SKI AREA VALTOURNENCHE


De los 3.200 m de la colina superior de Cime Bianche, al margen del glaciar del Ventina, hasta los 1.600 m de la salida de las instalaciones, existen pistas adecuadas tanto para principiantes, como para los más expertos, como Reine Blanche, una de las pistas más largas y hermosas de Europa, que se toma en el Pequeño Cervino y posee 2.300 m de desnivel y 20 km de descenso.

La ski Area de Valtournenche conectada con Breuil-Cervinia y desde ahí con el Zermatt, dispone de 11 pistas rojas, 10 pistas azules, 2 negras y 1 área recreativa para niños. Tres de dichas pistaspueden transformarse en pistas de entrenamiento o competición con homologación nacional e internacional, dotadas de línea de cronometraje. 

Estos son los números de esta Ski Area. Instalaciones veloces, modernas, te permitirán disfrutar de las pistas de Valtournenche y las sensaciones más intensas. Para empezar, las pistas 4 y 7, accesibles con el telesilla Motta, o la Pista 9 con el telesilla Becca d’Aran, pistas para principiantes en formato extra-large, las pistas ideales para abandonar los Baby de los primeros ejercicios y aventurarse en el mágico mundo del esquí. Un poco más arriba encontramos la 5 y la 6, accesibles con el telesilla Bec Carrè, punto de referencia del complejo. Estas dos pistas empiezan con dos canales, donde esquiar con amplias curvas o estrechas serpentinas, que durante el descenso se amplían hasta unirse en un único trazado que nos lleva al telesilla. Entre estas dos se encuentra la 15, caracterizada por paredes empinadas y cambios de pendiente, pista favorita de los agonistas la eligen para sus entrenamientos, así como los huéspedes en busca de emociones fuertes. El Sometta es un telesquí que pronto será sustituido, muy apreciado por las impresionantes vistas que se pueden ver durante su recorrido, cuencas entre el valle de Ayas y Valtournenche, una terraza con vistas a la magnífica cuenca del Breuil, bajo la sombra del majestoso Cervino. Desde aquí se acceder a las pistas 11 y 12, caracterizadas por pendientes medias y sencillas. El Sometta permite también el enlace con los complejos de Breuil-Cervinia y de Zermatt, para una oferta de esquí y turismo sin igual. La Reina de Valtournenche es la pista n° 1, la “Reine Blanche”. Se puede tomar en el Pequeño Cervino a 3.883 m de altura y representa uno de los trazados más largos de Europa: 20 kilómetros aproximadamente, 2.300 metros de desnivel.

Un primer tramo de glaciar, luego amplios descensos hasta el Plateau Rosà, y desde allí empieza la vertiginosa “ese” del Ventina, hasta llegar, tras una larga meseta, al acceso a la pista 11. Un breve y rápido telesilla nos lleva a la colina inferior, donde empieza la parte más emocionante del descenso. Justo bajo las empinadas paredes de Roisette y Becca d’Aran, la “Reine Blanche” se alarga en amplias y panorámicas mesetas, para luego lanzarse al “Pistone”, bajando por el bosque. Paredes empinadas, cambios de pendiente, badenes alternados con curvas vertiginosas en forma de “s” y dos túneles que te llevarán a los 1.600 metros del Plan de la Glaea, desde donde la telecabina Salette te llevará arriba para recomenzar con las emociones.