SEGURIDAD

PISTAS

Referencias normativas
Las pistas quedan reglamentadas por:
  • Ley n.263 del 24.12.2003 "Normas en tema de seguridad en la práctica de los deportes invernales de bajada y fondo"
  • L.R. Valle d’Aosta n.27 del 15.11.2004 “Disposiciones en tema de seguridad en las áreas destinadas a la práctica de los deportes invernales”
  • L.R. 17 de marzo de 1992, n. 9 (Normas en tema de ejercicio a uso público de pistas de esquí)
  • L.R. 15 de diciembre de 2000, n. 34.
Esquí alpino y snowboard
El esquí y el snowboard son disciplinas deportivas que conllevan riesgos al igual que otra cualquier disciplina deportiva. Las reglas de conducta relativas a esquí y snowboard establecidas por la FIS y mencionadas por las normas arriba indicadas, deben considerarse cual síntesis del modelo ideal de conducta del esquiador y del snowboarder meticulosos, prudentes y diligentes. Ellos están obligados a conocerlas y respetarlas. Si el incumplimiento con dichas reglas causa un accidente, el esquiador o snowboarder comprometidos deberán responder para toda responsabilidad que consigue.

El decálogo del esquiador
Reglas de caracter conductual, previstas por la ley del 24 de diciembre de 2003, n. 363, que los usuarios de las pistas de esquí deberán respetar, incluso para evitar consecuencias de naturaleza civil y penal.
1. Respecto para los demás.
Cada esquiador debe portarse de modo que no ponga en peligro otras personas o cause daños.
2. Dominio de la velocidad y de la conducta.
Cada esquiador debe mantener una velocidad y una conducta adecuadas a su propia capacidad e incluso a las condiciones generales de la pista, de la libre visual, del tiempo y de la intensidad de tráfico.
3. Elección de la dirección.
El esquiador que se encuentra arriba y que por tanto puede elegir el recorrido, debe tener una dirección que evite el peligro de choque con el esquiador de abajo.
4.Adelantamiento.
El adelantamiento puede efectuarse (con suficiente espacio y visibilidad), sea arriba que abajo, a la derecha o a la izquierda, pero siempre a una distancia tal que evite obstaculizar el esquiador superado.
5. Entrada y cruce.
El esquiador que entra en una pista o que parte después de una pausa, debe asegurarse poderlo hacer sin peligro para sí o los demás; en los cruces debe ceder el paso a los que llegan de la derecha o según las indicaciones.
6. Pausa.
El esquiador debe evitar pararse, excepto en caso de necesidad, en los pasajes obigados o sin visibilidad. La pausa debe efectuarse en los bordes de la pista. En caso de caída el esquiador debe liberar la pista lo más pronto posible.
7. Subida.
En caso de urgente necesidad el esquiador que sube la pista, o la baja andando, debe proceder sólo a los bordes de la misma.
8. Respecto de las señales.
Todos los esquiadores deben respetar las señales previstas para las pistas de esquí y en particular la obligación del casco para los menores de años 14.
9. Soccorro.
Todos deben ofrecer socorro en caso de accidente.
10. Identificación.
Todos los comprometidos en un accidente o testimonios del mismo deben dar sus propios datos personales.

REMONTES DE CABLE

Referencias normativas

El sector de los transportes – remontes de cable es reglamentado por el D.P.R. 753 del 11.07.1980 y por la L.Reg. Valle d’Aosta n.29 del 01.09.1997 y siguientes modificaciones.

Disposición para los pasajeros
Las siguientes disposiciones, recogidas de los reglamientos de ejercicio, desempeñan la función de garantizar la seguridad y el regular desarrollo dl ejercicio de los remontes de cable.
1. Los pasajeros deben tener el título de viaje prescrito antes de utilizar los remontes. El orden de prioridad para la subida depende exclusivamente del orden de presentación al embarque.
2. Se prohíbe a los pasajeros hablar con los encargados de los remontes, excepto el caso de necesidad por servicio.
3. Los pasajeros deben respetar las instrucciones indicadas en los específicos carteles colgados sea en las estaciones que a lo largo de la línea. Además deben respetar las normas emitidas por las autoridades competentes y cumplir con todas las demás particulares disposiciones, que, al fin de evitar accidentes, proporcionan los encargados de los remontes.
4. Se prohíbe el embarque a las personas en evidente estado de embriaguez ó en condiciones psicofísicas anormales.
5. Telesillas: el transporte en los telesillas de niños no acompañados es permitido sólo en el caso en que éstos tengan una altura no inferior a m. 1,25. Los niños con altura inferior a m. 1,25, para poder viajar no acompañados en el telesilla, deben demostrar que tienen los 8 años de edad. En los remontes en que los vehículos presenten características tales que no permiten a los niños en cuestión bajar y elevar con facilidad la barra de cierre, éstas operaciones deben efectuarse por parte del personal de la estación, que incluso tiene la obligación de facilitar, con especial atención, las operaciones de subida y bajada de los vehículos.
6. Se excluyen del viaje los pasajeros no suficientemente protegidos en relación a las condiciones climáticas mediambientales.
7. Se prohíbe transportar animales en los telesillas y telesquí; es permitido en los vehículos de los teleféricos y telecabinas previo acuerdo con el jefe servicio y sólo en caso de animales dotados de traílla y bozal y exclusivamente en momentos de tráfico escaso para no fastidiar o causar peligro a los demás pasajeros.
8. Al embarque los pasajeros deben ponerse en las posiciones que les indican los encargados; se prohíbe de modo absoluto subir en los vehículos sin la presencia del encargado.
9. Durante el viaje se prohíbe a los pasajeros:
  • causar de cualquier modo oscilaciones de los vehículos;
  • viajar en los vehículos en posición no correcta;
  • asomarse o hechar objetos de los vehículos;
  • fumar en los teleféricos y telecabinas;
  • ensuciar los teleféricos y telecabinas
  • abrir los dispositivos de cierre y seguridad de los vehículos o accionar los dispositivos de seguridad presentes en los teleféricos y telecabinas;
  • bajar o subir en todo caso de los vehículos.
A los pasajeros de los telesquí se prohíbe:
  • seguir una pista distinta que la trazada;
  • voltear y hacer evoluciones;
  • engancharse o desengancharse de los arrastres a lo largo del recorrido de subida;
  • lanzar lateralmente o arriba el arrastre al momento del desenganche;
  • superar la zona de desenganche al término de la subida;
  • atraversar la pista de subida.

Además, los pasajeros en los telesquí deben:
  • alejarse rápidamente de la pista después del desenganche a la estación de arriba;
  • abandonar el arrastre en caso de caída y liberar rápidamente la pista de subida;
  • no acceder, fuera de los itinerarios preestablecidos, a las áreas de partida y llegada e incluso a las zonas donde los cables están cerca el suelo;
  • considerar bien la posición donde efectuar el desenganche.
10. A los pasajeros se prohíbe de modo absoluto entrar en los recintos y acercarse a los vehículos arrancados y subir en los mismos si las estaciones no están vigiladas por parte del personal encargado.
11. Si en caso de grave avería es necesario proveer al socorro de los pasajeros a lo largo de la línea, los mismos se avisarán por medio de comunicación dada con los altavoces. Los pasajeros deberán esperar el personal encargado del socorro manteniendo la posición normal en los vehículos.
12. Los pasajeros que no cumplen con las disposiciones indicadas en los artículos anteriores, se considerarán responsables para evuentuales daños causados a la instalación, a los demás pasajeros y a terceros.
13. El pasajero que no conoce bien el sistema de transporte de la instalación debe avisar el personal y pedir las instrucciones necesarias. Bajo específica petición de los interesados, el personal podrá ralentizar la velocidad de la instalación o pararla para favorecer la subida y la bajada.
14. Eventuales reclamaciones de los pasajeros relativas al servicio deben dirigirse a: Regione Autonoma Valle d'Aosta – Assessorato Turismo, Sport, Commercio e Trasporti - Direzione Trasporti – Servizio Infrastrutture Funiviarie e Piste da Sci - Località Grand Chemin, 34 – 11020 Saint Christophe (Ao) [Región Autónoma Valle d’ Aosta – Concejalía Turismo, Deporte, Comercio y Transportes – Dirección Transpostes – Servicio Infraestructuras de Remontes y Pistas de Esquí – Localidad Gran Chemin, 34 – 11020 Saint Cristophe (Ao) .] con la dirección precisa del reclamante, sin la cual las reclamaciones se considerarán anónimas y no se siguirán.
15. Las disposiciones relativas a los pasajeros, indicadas en el presente párrafo VII, deben llevarse a conocimiento del público por medio de específicas tablas.
16. Los transgresores a las disposiciones regularmente llevadas a conocimiento del público por medio de específicos carteles colgados sea en las estaciones que a lo largo de la línea, cuyo incumplimiento puede causar grave perjuicio a la incolumidad de los restantes pasajeros o causar daño a las instalaciones, se deferirán ante la Autoridad Judicial por los encargados responsables del ejercicio, en el caso en que el hecho integre una de las hipótesis de delito, previstas por los artt. 432 y 650 Código Penal; para transgresiones menos graves, los mismos transgresores se perseguirán conforme al título II y en particular al art. 18 del DPR 753/80. Para la comprobación de las violaciones resultan competentes los oficiales, agentes y funcionarios indicados en al art. 71 del arriba mencionado DPR 753/80 y de la LR 29/1997.

ALTA MONTAÑA

La frecuentación de localidades a elevada altitud y de lugares aislados o impracticables, conlleva el conocimiento de algunos riesgos como cualquier otra disciplina deportiva. Las reglas de conducta relativas a esquí y snowboard establecidas por la FIS y mencionadas a continuación, deben considerarse una síntesis del modelo ideal de conducta del esquiador y del snowboarder meticulosos, prudentes y diligentes. Los mismos deben conocerlas y respetarlas. Si el incumplimiento con dichas reglas causa un accidente el esquiador o el snowboarder comprometidos deberán responder por toda responsabilidad que consigue.

Reglas para la alta montaña
En alta montaña es necesario:
  • seguir las pistas de esquí abiertas al público y las sendas trazadas;
  • no abandonar las pistas de esquí en caso de peligro de avalanchas;
  • si se abandonan las pistas de esquí oportunamente señaladas, utilizar las dotaciones para el esquí alpinismo y poner atención en las abras fuera de la pista;
  • proteger la piel del sol con cremas de elevada protección;
  • utilizar gafas de sol con protección contra los rayos U.V.;
  • utilizar trajes adecuados a las temperaturas que pueden bajar incluso de muchos grados debajo del cero térmico, incluídos guantes y sombreros;
  • poner atención en las previsiones metereológicas, recordando que las condiciones atmosféricas pueden cambiar muy rápidamente.