BREUIL-CERVINIA la Reina de la Nieve

Italia, Valle d’Aosta. Un espacio infinitamente blanco que empieza a los 1.524 metros de Valtournenche, abraza Breuil-Cervinia, sube a los 3.480 metros de Plateau Rosà, roza los 4.000 metros del Piccolo Cervino y trepa hasta los 4.478 metros del Cervino. Un espacio que continúa infinitamente blanco en Suiza hasta Zermatt. Un sitio donde la nieve es un escenario de deporte, vacaciones y diversión.

La vocación turistica de Breuil-Cervinia Valtournenche nació hace más de 200 años. Alpinistas y estudiosos fueron los pioneros de un turismo que unia deporte, estudios científicos y veraneo intelectual. En 1936 nació una nueva Breuil-Cervinia. La construcción del primer teleférico es una obra de ingeniería a la vanguardia. El Hotel Gran Baita, junto a la estación del teleférico, situado cerca de las pistas, anticipa de unos 50 años el concepto de estructura integrada para el esquí. Breuil-Cervinia se convierte en Reina de la Nieve. El mundo del deporte, del espectáculo, político y financiero se cita aquí.

En Breuil-Cervinia Valtournenche la palabra más importante es innovación. Nuevos modos de hacer deporte, nuevos modos de disfrutar de las vacaciones, nuevos servicios para regalar tiempo al placer. La alta tecnología no sólo son los remontes cada vez más rápidos, también el cableado con fibras ópticas del teritorio para obtener informaciones en tiempo real. Las dimensiones espacio-tiempo cambian gracias al e-skipass, a la key-card, a las reservas hoteleras vía internet. Cada mes 350.000 personas visitan el sito web www.cervinia.it Para curiosear desde una webcam, para leer el meteo, controlar los remontes abiertos y el estado de la nieve.
En Breuil Cervinia Valtournenche la colaboración entre los operadores turísticos aspira a ofrecer a los huéspedes el máximo de la calidad y soluciones siempre a la vanguardia